Categorías
Diario

Cómo conseguí mi libertad financiera (1)

Si quieres tener algo que nunca has tenido tienes que hacer algo que nunca has hecho. Así es como los valientes consiguen cosas que a mucha gente le parece inalcanzable simplemente porque evitan expandir su zona de confort. Muchas veces, simplemente por cultura, la gente se conforma con la mediocridad.

Estudiar algo común para trabajar en algo común. Madrugar cada mañana para hacer lo que no te gusta. Y eso hasta el fin de los días. Invertir la mayor parte de nuestro tiempo en algo que nos desagrada. Ahora, reflexiona sobre esto.

Vale, bajón. Es cierto. Pero ahora pregúntate, ¿haces algo para evitarlo? ¿estás estudiando lo que realmente te gusta? ¿disfrutas de alguna forma de tu trabajo?

Evidentemente disfrutar de todo lo que se hace no es viable. Sobre todo si naces en un lugar poco propicio. Pero todos podemos hacer algo para mejorar.

Yo tuve la suerte de nacer en España. ¿Podría haber nacido en un lugar mejor o peor? sí, pero me considero con suerte

Estudié una ingeniería por presión social. Había que estudiar algo o enfrentarme a mi familia. No niego todo lo que me aportó los años de universidad, al menos pude elegir una carrera que en aquel momento me gustaba. Y afortunadamente acerté.

Tras finalizar mis estudios llegó la hora de buscar ingresos. A currar. Pasé por varias empresas en las cuales no duraba ni dos años. Me cansaba de la monotonía y buscaba cambiar. Y ganar más. Pero seguía sintiendo que perdía el tiempo. ¿Qué me hacía perder el tiempo trabajando en una empresa? El dinero. ¿Cómo podría dejar de trabajar de esta forma? Obteniendo ese dinero de otras fuentes.

Podría haberme vuelto atracador de bancos o ladrón de viejas. Pero decidí buscar mis ingresos de formas más acordes con mis principios. Así comencé la búsqueda de mi libertad financiera.

Estas fueron mis motivaciones, no otras. En el próximo artículo de la serie os iré contando más detalle porque a mi eso de escribir demasiado me cansa. Hasta pronto.

Una respuesta a «Cómo conseguí mi libertad financiera (1)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *