Categorías
Economía

Diesel. Recaudando con traje verde.

Tras el dieselgate, llegó la demonización del diesel, la prohibicion de circular en ciertas ciudades como París, y la subida de impuestos. Parece que hemos olvidadado que hasta hace poco el diesel era el combustible estrella en el automóvil y disfrutaba de ventajas fiscales frente a la gasolina. Un combustible más barato y menos contaminante… pero… ¿qué ha pasado para que en tan poco tiempo la perspectiva cambie de forma tan radical? ¿qué hacemos con los millones de vehiculos diesel que se compraron porque estaban incentivados por los gobiernos? ¿compraste un coche diesel más caro que uno gasolina porque era más eco y el precio por kilómetro era menor? Esto es el mercado amigo. Caimos en la trampa del mercado.

No se trata de ecología. Los coches de combustible fósiles emiten CO2 y otras micropartículas que perjudican la salud. El diésel al ser más eficiente, produce menos CO2 que un coche gasolina pero, en contra, produce más micropartículas que un coche gasolina. Este último punto ha sido el reducto encontrado para subir los impuestos. Una cosa que se ha sabido desde siempre, por cierto… Este tipo de microparticulas se pueden filtrar evitando que pasen al aire. Existen soluciones para ello que no pasan por la subida impositiva.

Quien a día de hoy tenga un vehículo diesel va a ver como llenar el depósito le va a salir más caro, los impuestos a pagar subirán para equipararlos con un gasolina, e incluso algunos de ellos no van a poder circular por sus ciudades. Y si pretenden venderlos en el mercado de segunda mano, sus precios se han desplomado por todo lo anterior. Pues bien, a todos estos propietarios no les va a quedar otra que pagar las subidas de impuestos o comprar un vehículo híbrido o electrico. Las empresas del sector del automovil, de capa caida tras descubrirse que hacían trampas con las emisiones, ahora agradecen este cambio de rumbo que les hará recuperar lo poco perdido.

Ya que no puedes comprarte una vivienda estamos pensando que quizás si puedas comprarte un nuevo coche eléctrico… Y si tus rentas son bajas y no puedes, pues a pagar más impuestos… Las rentas medias-altas a comprar coches y las rentas bajas a pagar más impuestos. Un negocio redondo, ¿no creeis? Los gobiernos recaudan más, y se venderán más coches. Lo de la contaminación ya si eso lo tratan otro día.