La semana pasada ocurrió el combo perfecto y os lo voy a contar.

Todo un Funeral

En mi ordenador personal mantengo una copia de TODAS mis fotografías. Cuando digo TODAS son todas mis fotografías y videos desde mi primera cámara digital hasta las que hago actualmente en mi móvil. Las tengo categorizadas en un árbol de carpetas dividido en año, mes, evento.

De mi ordenador personal (PORTATIL1) y de forma sincronizada hago una copia de seguridad en un disco duro externo (DISCO1) y en otro servidor que tengo en casa (SERVIDOR1). Además cada mes aproximadamente hago otra copia a un disco duro externo que tengo fuera de casa (DISCO2). Es decir, mínimo tengo 4 copias de seguridad.

Y dirás, vaya paranoico. Pues te cuento.

La semana pasada por algún motivo desconocido DISCO1 dio error. Estaba corrupto. Un SSD del que ya no se podía recuperar nada. Lo intenté de miles de formas y no había manera. Lección número 1: De momento evita usar un SSD para copias de seguridad, son demasiado frágiles.

Así, me fui a mi SERVIDOR1 y cuál fue mi sorpresa cuando comprobé que también estaba roto. Subida de tensión en la red es mi teoría, pero no sabría decir. También vi que la tarjeta microSD de una de las raspberrys también murió. Lección número 2: al menos en nuestros sistemas de Backup hacer uso de sistemas contra sobretensiones eléctricas.

Y ahora viene lo mejor. PORTATIL1 decidió lanzarse al vacío desde la mesa con diagnóstico grave: pantalla rota y disco HDD de 2 TB pasando a mejor vida. Lección número 3: no seas patoso y no te vayas trpezando con los muebles de casa sobre todo si hay objetos de valor encima.

Y con estas cogí la llave del coche en búsqueda de DISCO2. No recuerdo sentimiento más feliz en mi vida desde que España ganó el mundial de fútbol. Ahí estaba, en perfectas condiciones los recuerdos de toda una vida. lección número 4: nunca hay demasiadas copias de seguridad.

Se me pasó por la cabeza una lección número 5 que fuera la de tener una copia de seguridad en la nube, pero de ese burro no me bajo. prefiero tener el control de las cosas que más valoro.