Categorías
Techies

¿Qué son? SSD, M.2 y NVMe

Vaya lío, ¿no?. Las unidades SSD llegaron para revolucionar nuestros ordenadores reduciendo los tiempos de carga drásticamente. Pero aunque ya sean un componente común, sigue habiendo mucha confusión. Vamos a intentar aclarar dudas.

Actualmente tenemos en el mercado dos tipos de discos duros. Por un lado discos mecánicos (HDD) y por otro lado las unidades de estado sólido(SSD).

Un tema importante aquí es el tipo de conexiones. Los discos mecánicos de ordenadores personales se conectan al ordenador normalmente por cables SATA a la placa base y con alimentación por separado a la fuente de alimentación. Pero en los SSD es más variable. Los hay que se conectan por SATA, otros por PCIe y otros por M.2.

Vamos a ver cada una de estas conexiones de forma rápida sin profundizar demasiado.

SATA

Utilizada en discos duros mecánicos, reproductores y por su puesto, en los SDD.

Su gran desventaja es la velocidad, 6 Gbps (giga bits). Esto es 750 MB (mega bytes) por segundo. Copiar un fichero de varios GB en un disco SATA es desesperante y seguro que lo sabeis. Trabajar con ficheros de video o simplemente cargar el SO desde un HDD es como ir a la gasolinera en burro.

PCIe

Como no tiene mucho sentido poner a un SDD muy rápido una conexión SATA que lo ralentiza, empezaron a usarse las conexiones PCIe. Es el puerto más rápido que podemos tener en nuestra placa base, y por eso pronto los fabricantes de placas empezaron a incluir en todas ellas el siguiente puerto.

M.2

Se trata de un PCIe pero en formato mini. El nombre viene del formato de la tarjeta y a su conector. Para comparar con SATA en el que que conseguíamos velocidades de hasta 750MB, aquí contamos con hasta 3000MB. Una diferencia importante.

Pero no solo de conexiones vive nuestro PC, también es importante los protocolos usados para la comunicación. Vamos a verlos.

AHCI

Interfaz de controlador host avanzada. Es el protocolo más optimo para que nuestro sistema operativo se comunique con nuestro disco duro mecánico. Pero claro, con la entrada de los SSD se vió que cambiando este protocolo se podría optimizar más aún y conseguir mejores velocidades.

NVMe

Es el protocolo más optimo para utilizar unidades en estado solido conectadas por PCIe. En lugar de leer en serie, con SSD podemos leer en paralelo varios datos a la vez. Hasta 64000 colas frente a 1 en AHCI.

Pero vamos a dejarnos de conexiones y protocolos. Aunque por un lado se recomienda utilizar estos discos de almacenamiento para tener tu SO y tus programas, hay que tener en cuenta una cosa muy importante. Los SDD tienen una vida muy corta si lo comparamos con un disco mecánico tradicional.

Pero no se asusten, para que por ejemplo se te rompa en un año habría que escribir 4.5 TB (tera bytes) al día durante los 365 días del año, una burrada. Por lo tanto para un uso medio, cambiarás de PC antes de que se te rompa. Los fabricantes indican el tiempo de vida de sus SDDs con los TBW (tera bytes escritos). Es importante fijarse en este indicador.

Aunque para un uso medio no tendrías que preocuparte, te cuento que a mi me pasó en uno de mis primeros proyectos con SDD. Enchufado a una Raspberry Pi 3, las escrituras y lecturas eran constantes las 24 horas del día. Tras dos años de vida, el SDD murió. Por eso, si lo vas a usar de forma intensiva es importante fijarse en el TBW y sobre todo no guardar información extremadamante crítica en estso discos si no tienes una copia de seguridad.

Lo mejor a día de hoy es tener SO y aplicaciones en el SDD. Y los datos importantes (fotos, vídeos, documentos) en un HDD. Si trabajas con archivos gigantes también tenerlos en el SDD pero con la precaución de tener una copia a buen recaudo en algún que otro HDD. Créeme, me lo agradecerás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *